Cogersa realiza en Candás una nueva campaña de educación ambiental para el uso el contenedor marrón

Cogersa nomina a cinco proyectos asturianos para los X Premios Europeos de Prevención de residuos
21 marzo, 2019
Entra en servicio el nuevo punto limpio de Muros de Nalón y Soto del Barco
25 marzo, 2019
  • El consorcio contabiliza una recogida semanal de unos 8.500 kilos de restos biodegradables depositados por los vecinos y por los restaurantes en los contenedores marrones.

Desde el 5 de febrero y hasta el día 24 de marzo, Cogersa está llevando a cabo una campaña de educación ambiental de refuerzo en la hostelería y en las calles de la capital de Carreño: se trata de animar a nuevos vecinos a sumarse al contenedor marrón y de escuchar sus dudas y críticas sobre el funcionamiento del servicio.

El pasado mes de septiembre tuvo lugar la implantación en Candás de un nuevo modelo de recogida separada de los restos orgánicos (sobre todo alimentos cocinados y no cocinados) que se generan en las viviendas particulares, en los restaurantes, en las tiendas de alimentación y en los comedores colectivos de colegios, guarderías o residencias de mayores, entre otros. Los datos de Cogersa indican que cada mes se está logrando obtener unas 34 toneladas de biorresiduos que se envían a planta de biometanización de Serín para su valorización en forma de compost e incluso de energía eléctrica (que se genera con el biogás del proceso industrial).

La llegada del nuevo contenedor, de color marrón, que se suma a los ya tradicionales azules, amarillos y verdes (de papel y cartón, envases ligeros y vidrio), ha supuesto un esfuerzo colectivo nada desdeñable que desde las entidades promotoras de la medida, Cogersa y el Ayuntamiento, no dudan en resaltar y ensalzar. La tasa de rechazo (materiales que no deberían estar en ese recipiente, pues no son residuos biodegradables) aún es alta y en algún caso llega al 30%, si bien se trata de lo habitual en estos momentos iniciales de un servicio de recogida de orgánica.

En esta fase de refuerzo educativo, Cogersa ha vuelto a visitar uno a uno a todos los productores singulares de la villa para conocer de primera mano las dificultades que presenta para su funcionamiento diario la separación de restos orgánicos y su aportación al servicio de recogida, dentro de los horarios establecidos, y para tratar de buscar soluciones conjuntas que ya se están implementando. También ha vuelto a instalar en la plaza de la Baragaña y en el centro polivalente sus puntos de atención ciudadana, que en esta ocasión ofrecen a los transeúntes la posibilidad de concursar y ganar premios como chapas e incluso un paraguas de material reciclado.

Cogersa propone a quienes acudan a su estand informativo en febrero y marzo un concurso `El reto de la orgánica´ con el que pretende recompensar los conocimientos y sobre todo a quienes comparten sus dudas y críticas, ayudando a mejorar el planteamiento del servicio. Entre los regalos, chapas y paraguas elaborados con materiales reciclados.

El próximo lunes día 18 de marzo arranca `La semana de la orgánica´, como colofón a todo el trabajo educativo y de participación ciudadana de estos meses. Los niños y niñas de los centros educativos recorrerán las calles de la villa como `Embajadores del reciclaje´ que animan a seguir separando los residuos para contribuir a una gestión más sostenible de los recursos naturales y la energía.

El sábado 23 los locales de hostelería celebrarán la jornada especial contra el despilfarro de alimentos llamada `Restaurantes responsables´, en la cual ofrecerán a los clientes la posibilidad de llevarse a casa los sobrantes del menú con el ánimo de promover una reflexión sobre el problema social y ambiental que representa a escala global el desperdicio de productos alimentarios. Son 25 los establecimientos que se apuntado en la iniciativa que incluye el reparto gratuito de fiambreras reciclables y de impresos informativos.

Los educadores ambientales llevan once semanas de trabajo llamando puerta a puerta y abordando a los viandantes, contabilizan más de 350 visitas a 84 productores singulares de residuos orgánicos (restaurantes, tiendas de alimentación, edificios colectivos con comedores…), la entrega de 2.100 cubos marrones a particulares, varios concursos, charlas, reuniones, obras de teatro callejero, el buzoneo de 4.000 folletos, publicidad en los medios…

Primeros resultados de la participación ciudadana

Todo el esfuerzo de sensibilización e información llevado a cabo en los últimos meses entre Cogersa y el Ayuntamiento de Carreño, se ve reflejado en los primeros balances del nuevo servicio de recogida separada de materia orgánica que tiene el consorcio y que indican que cada semana los vecinos y vecinas de Candás aportan una media de 8.500 kilos de restos clasificados adecuadamente para hacer posible su reciclaje.

A la educación se la ha sumado la adquisición de 450 cubos marrones del servicio puerta a puerta y la instalación de 33 contenedores especiales con llave en la vía pública entre otros ajustes de operación del nuevo servicio. Hay en concreto 2.123 familias adheridas, que equivalen a un 62% de los domicilios estimados en la capital de Carreño.

El servicio de recogida separada de materia orgánica se realiza a través del sistema ‘puerta a puerta’ con cubos de color marrón que ha instalado Cogersa los martes y los viernes. Esos días no se colocan los cubos negros de basura no separada para evitar esta fracción esos dos días. Este nuevo servicio se completa en Candás con 33 contenedores especiales dotados de una llave para acceder a depositar los residuos orgánicos que ha instalado el Ayuntamiento en varias zonas de la ciudad.

Leer más